El presidente Nicolás Maduro, fue enfático al hablar en transmisión televisiva sobre la necesidad de fomentar una “economía sana” en el país. Aseveró que el trabajo y el esfuerzo deben estar enfocados en “los procesos de intercambio, de comercialización y de colocación de precios”.

“Venezuela tiene que ir superándose a sí misma en producción, distribución precios estables y seguros para el pueblo”, detalló.

También el jefe de Estado precisó que desde el mes de septiembre se ha venido trabajando en el relanzamiento de la Gran Misión Agro Venezuela, con el fin de mantener activo el aparato productivo nacional.

A sus declaraciones se sumó el ministro para Agricultura y Tierras, Wilmar Castro Soteldo, quien reveló que el país posee ya 1.080.000 sacos de semillas y que para la próxima semana el total de semillas de maíz amarillo será de 16.000.

En ese sentido, precisó: “El relanzamiento de la Gran Misión Agro Venezuela ha sido un éxito total. Nosotros debemos revisar los vértices permanentemente y escuchar al sector campesino”.

A juicio del primer mandatario nacional, explicó que los esfuerzos deben estar enfocados en garantizar una economía sana que atienda las necesidades de todos los venezolanos y llamó a los integrantes de su gabinete a mantenerse en revisión de los vértices que han sido impulsados por su gestión.

Por otra parte reveló que junto a su gabinete ha estado evaluando la posibilidad de mantener la aplicación del conocido método 7+7 (una semana de cuarentena seguida por una semana de flexibilización) en enero de 2021.

Explicó que la decisión va a depender del control y mantenimiento de la curva de contagios por COVID-19, en caso contrario, sería necesario aplicar la medida prometida recientemente de dos semanas de “cuarentena radical”.

Insistió en el llamado a la población para seguir haciendo uso de las medidas de bioseguridad, así como respetar el distanciamiento social.