El Gabinete de Infraestructura y Servicios de la Alcaldía de Iribarren continúa su despliegue atendiendo diferentes casos generados por las intensas lluvias caídas en territorio crepuscular, producto del paso de la Onda Tropical número 62.

El equipo de la Empresa Municipal de Infraestructura y Conservación del Ambiente (EMICA), ha ejecutado el mejoramiento de calles en la comunidad Nueva Segovia de la parroquia Guerrera Ana Soto al oeste de Barquisimeto, vías severamente afectadas por las precipitaciones. Un trabajo similar se hizo en el sector Nueva Delicia, en la parroquia Tamaca, al norte de la capital larense.

Las labores consistieron en la recolección de sedimentos con maquinaria para lograr el despeje de las vías, adicionando a estos trabajos nuevamente la limpieza de quebrada y pasos de agua cercanos.

La Cuadrilla de Drenaje de EMICA, también practicó limpieza de alcantarillas en la Ruezga Sur en la parroquia Catedral, así como la recolección de sedimentos en el sector Santo Domingo (calle 48) adyacente a la Av. Ribereña, y el despeje de algunos sectores de la vía que conduce a Río Claro parroquia Juares.

Esta semana, continuarán trabajos similares, conformaciones y patroleo de vías comunitarias para entre otros aspectos, evitar que comunidades rurales se vean incomunicadas ante nuevas precipitaciones que ya se pronostican, con la continuación del período de invierno.

Ante el paso de otra tormenta, la número 63, en las próximas horas por los estados Falcón, Lara y los estados andinos, el alcalde iribarrense Luis Jonás Reyes Flores, dio instrucciones de mantener maquinarias para el despeje de carreteras en sectores vulnerables, tales como Santo Domingo, carrera 18 con calle 42, Río Claro, avenida Ribereña con 30, El Rotario, Carrera 18 con Calle 22, en la urbanización Patarata, en Santa Isabel, La Caldera, El Roble y en la avenida Pedro León Torres con Calle 54.