El economista de izquierda Luis Arce, sucesor al frente del partido MAS (Movimiento al Socialismo) del exmandatario Evo Morales, asumió este domingo la presidencia de Bolivia. La investidura para presidir el país los próximos cinco años fue en un acto realizado en el Congreso bicameral de La Paz, después de haber ganado las elecciones generales el pasado mes en primera vuelta con un contundente 55% de los votos.

«Iniciamos una nueva etapa en nuestra historia y queremos hacerlo con un gobierno que sea para todos y todas sin discriminación de ninguna naturaleza. Nuestro gobierno buscará reconstruir nuestra patria en unidad para vivir en paz», declaró Arce en su discurso tras ser juramentado.

El vicepresidente Aymara David Choquehuanca, investido previamente en el cargo, fue el encargado de tomar juramento al nuevo mandatario ante la presencia de los nuevos parlamentarios e invitados especiales como el rey Felipe VI de España y los presidentes de Argentina, Colombia y Paraguay.

La asunción de Arce, ex miministro de Economía de Morales (2006-2019), marca el retorno al poder del Movimiento Al Socialismo tras la renuncia del exmandatario en junio de 2019 en medio de una fuerte convulsión social tras unas discutidas elecciones.

Horas antes de asumir la presidencia, confió en las redes sociales en mejorar las relaciones, tras la elección de Joe Biden, con Estados Unidos, con quien las relaciones diplomáticas están rotas desde que en 2008 se expulsara a sus respectivos embajadores. «Con un nuevo gobierno auguramos mejores relaciones que se traduzcan en bienestar de nuestros pueblos», escribió Arce en su cuenta de Twitter. También en esta red social aprovechó para decir que «Bolivia inicia un nuevo tiempo».