Esta madrugada Biden lideraba la carrera, pero Trump ganó territorios importantes como Florida y Texas. Los resultados de nueve estados, incluidos Pensilvania, Michigan, Wisconsin y Carolina del Norte aún se desconocen.

El candidato demócrata, Joe Biden, ganó el estado clave de Arizona, infligiendo el primer revés de la jornada al presidente Donald Trump, que hace cuatro años se impuso en este estado, según las proyecciones de la cadena Fox News y la agencia AP en la madrugada del miércoles.

Ambos medios le atribuyeron a Biden la victoria en Arizona, un estado con 11 votos electorales.

Donald Trump, denunció este miércoles un «fraude» electoral sin aportar pruebas y amenazó con recurrir al Tribunal Supremo para detener el recuento de votos, mientras su rival, Joe Biden, pedía paciencia hasta tener los resultados, algo que puede llevar días.

La desafiante declaración de Trump cerró una noche electoral marcada por la incertidumbre, con el recuento aún en marcha en al menos cinco estados clave y sin que ninguno de los dos candidatos alcanzara el mínimo de 270 delegados que dan las llaves de la Casa Blanca.

Sus declaraciones llegaron después de que los estados clave de Pensilvania, Michigan y Wisconsin avisaran de que necesitarían más horas, e incluso días, para contar todos los votos, debido en parte al aumento del sufragio por correo a raíz de la pandemia.

Cuando Trump habló, tampoco estaban claros los resultados en otros dos estados clave, Georgia y Carolina del Norte, y sus palabras confirmaron los temores de muchos estadounidenses de que el mandatario aceptara un recuento que se extendiera más allá de la noche electoral, como lleva semanas advirtiendo.