Este sábado 10 de octubre será la beatificación Carlo Acutis, el adolescente que ha maravillado al mundo luego de que se comprobara que su cuerpo está muy bien conservado luego de 14 años de su muerte. El acto se realizará en la Basílica papal de San Francisco en Asís, Italia.

La misa será presidida por el legado pontificio para las basílicas de San Francisco y Santa María de los Ángeles, cardenal Agostino Vallini, informó ACI Prensa.

La transmisión especial de la emisora católica EWTN comenzará a las 4:30 pm, hora de Roma y Madrid.

En Miami y Nueva York, Venezuela, Puerto Rico, República Dominicana y Bolivia, podrán ver la beatificación a las 10:30 am. Para Argentina, Uruguay, Brasil, Paraguay y Chile, la transmisión comenzará a las 11:30 am.

Desde el 1° de octubre, se permite a los devotos venerar los restos mortales de Carlo Acutis en el Santuario de la Expoliación en Asís, donde se custodia la tumba con las reliquias del futuro beato.

El período de veneración terminará el 17 de octubre con la celebración de la misa a las 10:30 am. presidida por el obispo diocesano, monseñor Sorrentino. Al final de la eucaristía será cerrada la tumba.

Carlo Acutis recibió su primera comunión a los siete años de edad y desde entonces su vida estuvo marcada por un profundo amor hacia la Eucaristía, a la que consideraba como una “autopista hacia el cielo”.

Asistía a misa todos los días y también rezaba el rosario, impulsado por su devoción a la Virgen María, a quien consideraba su confidente. Además, daba clases de catecismo a los niños y ayudaba a los más necesitados.

Acutis desarrolló desde pequeño su talento por la informática y fue considerado un genio por los adultos que lo conocían.

Así, unió su afición por la informática con su celo evangelizador, y creó exposiciones virtuales sobre temas de fe. Una de las más destacadas la realizó cuando tenía 14 años de edad y trataba sobre los milagros eucarísticos en todo el mundo.

Cuando descubrió que tenía leucemia, Acutis ofreció sus sufrimientos por el Papa y la Iglesia Católica. Murió el 12 de octubre de 2006 en la fiesta de la Virgen del Pilar, a la edad de 15 años.