El castillo de San Carlos de la Barra es una construcción de la España colonial, ubicada en la Peninsula de San Carlos, estado Zulia. Fue construido en 1623 con rocas calizas, traídas desde la Isla de Toas, en la entrada de la barra de Maracaibo.

La fortaleza tenía por objeto proteger el paso que conecta el Lago de Maracaibo con el Golfo de Venezuela. En la época en que se construyó Maracaibo había sido atacada y saqueada varias veces por piratas y la construcción del castillo pretendía disponer de una verdadera defensa del territorio que evitara la entrada de piratas a tierra firme.

Cipriano Castro convirtió el castillo de San Carlos en una prisión para sus adversarios políticos. Los reclusos llevaban grillos y pesadas barras de metal en los pies. Entre los más célebres prisioneros se encuentran José Gregorio Monagas, Ramón Guerra, José Manuel «Mocho» Hernández, Monseñor Olegario Villalobos, sacerdote muy apreciado en la región, y Eduardo López Bustamante, director del Diario El Fonógrafo de Maracaibo, periodista, abogado y poeta.

El castillo de San Carlos fue declarado en 1965 Monumento Histórico Nacional y es uno de los atractivos turísticos de la región zuliana. Actualmente existe una ruta de ferry que llega al terminal de la isla de San Carlos desde un pequeño muelle ubicado en San Rafael de El Moján.

Vía: facilguia.com