Éste sábado 300 ciudadanos de Venezuela varados en Panamá por la pandemia de la COVID-19 retornarán en tres vuelos humanitarios operados por la estatal venezolana Conviasa.

«Por motivos de la pandemia, los recursos aéreos estaban cerrados, no podíamos salir de aquí, y teníamos más de seis meses. Pero finalmente el domingo nos aprobaron los vuelos», informó Zulgeli Mujica, venezolana varada que llegó a Panamá el pasado 8 de marzo con un billete de regreso.

«El retorno se realizará en tres vuelos: uno hacia la capital Caracas, otro a Maracaibo, y un tercer destino que aún se está debatiendo en la embajada entre Caracas o Valencia«, afirmó Mujica.

Agregó que aún hay un grupo de 150 venezolanos en Panamá que quieren regresar a Venezuela pero aún no tienen vuelo programado.

Según la portavoz, del total de varados que partirán a Venezuela «217 tenían un boleto de regreso», es decir, que estaban en el país de forma temporal, mientras que el resto, unos 83, vivían en Panamá pero se han quedado sin medios de vida en este país a causa de la crisis derivada de la COVID-19.

El presidente de la Asociación de Residentes y Naturalizados de Panamá (ARENA), Rafael Rodríguez, precisó que los vuelos previstos este sábado fueron gestionados durante tres meses.

La semana pasada, unos 452 venezolanos varados en Panamá por el cierre de las fronteras aéreas pidieron a través de una carta a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que mediara para que el Gobierno de Venezuela autorizara un vuelo humanitario de retorno.