El servicio eléctrico se ha convertido en un malestar para los iribarrenses, quienes aseguran que en las últimas semanas los cortes eléctricos se alargan por más de 6 horas, situación que ha obligado a los ciudadanos a cambiar sus rutinas diarias.

Las fallas en el servicio, las comunidades las denuncian ante las autoridades regionales y municipales, sin lograr obtener  una respuesta que justifique los “apagones” y la situación que actualmente atraviesa el sistema eléctrico en Barquisimeto. 

Además solicitan información de los ajustes y ejecución del cronograma de administración de carga que debería emitir la empresa del estado.

La gerencia de Corpoelec Lara ha anunciado la activación de planes para poner en marcha plantas generadoras de electricidad, pero no se ha notado la mejoría en la prestación del servicio, pues se han multiplicado las quejas y denuncias por las constantes fluctuaciones y cortes eléctricos en los últimos meses.

Por su parte, el sindicato de trabajadores eléctricos en reiteradas ocasiones han planteado a la gerencia participar en una mesa de trabajo para tratar el problema eléctrico en la entidad larense. Los trabajadores aún siguen en la espera de una respuesta oportuna.