En momentos de dificultad y turbulencia, la fe se convierte en la luz de muchas personas. Esta realidad se evidencia día tras día en el pueblo de Santa Rosa, ya que los devotos continúan pidiéndole a la Divina Pastora que interceda ante Dios para que pronto cese la pandemia de la COVID-19 a nivel mundial.

A pesar de que las puertas del templo están cerradas, producto de la cuarentena social, y por ende, las personas no han podido ver desde hace algún tiempo la imagen de la Divina Pastora, los creyentes continúan haciendo sus plegarias desde la plaza de Santa Rosa, ya que aquí, todos los días se comparte a través de unos altavoces, la Santa Misa y las oraciones del Santo Rosario.

“Todos los días le pedimos a la Divina Pastora, más que todo por la juventud; por los niños, los hijos (…) Yo vivo cerca, se oye la misa. Cuando paso frente al templo me persigno“, indicó Migdalia León, quien vive en Santa Rosa.

“Yo le tengo mucha fe, todas mis cosas se las pido a ella. En esta época de la pandemia más le pedimos. Yo pienso que ese recorrido que hizo por Barquisimeto fue muy bueno, porque Lara es uno de los estados que menos casos tiene, yo digo que es gracias a ella“, mencionó con mucha fe la señora Dilia Lucena.

Por otra parte, Edmary Pérez, quien también vive en Santa Rosa, contó que constantemente llegan visitantes al pueblo, quienes ante la imposibilidad de entrar al templo, se arrodillan frente a la Iglesia y permanecen unos minutos orando. “Han pedido mucho que la Divina Pastora ayude, no solo al pueblo de Santa Rosa, sino al mundo entero, para que salgan de esta pandemia“, explicó Pérez.

Vía: El Impulso – @elimpulso