Una comisión mixta entre Protección Civil, Invilara y Desarrollo Social se dirigieron a las zonas afectadas en el Barrio El Pirital parte baja, Aguada Grande y el Caserío La Unión de la parroquia San Miguel del municipio Urdaneta, se vieron afectados por el desbordamiento de una quebrada ante las fuertes lluvias caídas el fin de semana en el territorio larense.

Especialmente llegaron para la atención de los daños ocurridos en viviendas y el despeje de las vías ante el arrastre de sedimentos que afectó la vialidad de la Avenida Comercio, calle Pirital, así como en la carretera Aguada Grande – Siquisique y sector La Unión de Urdaneta. Entre las novedades se atendieron 11 viviendas y 13 familias afectadas con la entrega de enseres y alimentos.

Asimismo, en la carretera Lara – Zulia, sector Palmarito, parroquia Montañas Verdes del municipio Torres ocurrió el desbordamiento de una quebrada dejando afectaciones de viviendas y en la vialidad.

Las autoridades en el recorrido de inspección en el sector la Curva observaron el aumento súbito del caudal del Río Blanco sin afectaciones en viviendas de dicho sector, y en el sector Totuche reportaron la fractura parcial del muro de contención de la quebrada, afectando a viviendas con lodo y barro.

En este sentido, Invilara evalúa las acciones a seguir para reforzar dicho muro y evitar ocurran nuevas anegaciones de las viviendas ante futuras precipitaciones.