El director regional de Protección Civil y Administración de Desastres, Luis Mujica, informó que la onda tropical número siete dejó como resultado en la entidad 43 viviendas afectadas entre los municipios Iribarren y Palavecino. En el caso de Iribarren serían las parroquias Unión, Concepción y Santa Rosa las más afectadas y en el caso de Palavecino Agua Viva y José Gregorio Bastidas.

“Tuvimos afectaciones en 43 viviendas con el paso de esta ola, mayormente fueron anegaciones las que se presentaron en las comunidades, también se nos reportaron dos árboles caídos”, aseguró Mujica.

En Morán hubo un deslizamiento de tierra, según el balance ofrecido por Protección Civil.

Una de las comunidades en las que sus habitantes se encuentran muy preocupados porque una de las viviendas puede venirse abajo es el sector Caja de Agua, específicamente en la calle 46 entre carreras 11 y 12. Las bases de la vivienda fueron socavadas por las lluvias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí