El presidente Nicolás Maduro afirmó este domingo que mecanismo Covax «tiene una deuda con Venezuela», asegurando que el gobierno efectuó el pago de varios millones de vacunas contra la COVID-19 en abril.

Informó Maduro que entre julio y agosto deben llegar las vacunas compradas al mecanismo Covax para complementar el plan de vacunación masiva en el país.

“Desde el mes de abril Venezuela depositó el dinero de las vacunas contra la COVID-19 al programa Covax (…) Entre julio y agosto deben llegar las vacunas para complementar todo el plan de vacunación masiva», precisó el mandatario en una trasmisión en vivo por Venezolana de Televisión.

Señaló Maduro, Venezuela es un país asediado para que no compren vacunas contra el coronavirus, acusando directamente al Gobierno de los Estados Unidos de negarle el acceso a la vacuna anti-COVID-19 al país.

«Hemos trabajado para conseguir las vacunas para el pueblo venezolano. Todo en silencio porque si lo anunciamos comienza la persecución (…) Asi lo denuncio, Venezuela pudiera ser el único país del mundo que es objeto a una persecución para comprar vacunas libremente a cualquier empresa», dijo.

Seguidamente adelantó que la vicepresidenta Ejecutiva, Delcy Rodríguez «realizará una serie de gestiones» que luego comunicará al país.

También informó «Una vez vacunada toda la población o el 70%, empezaremos a relajar algunas medidas».

El Jefe de Estado detalló que se están evaluando los casos de las variantes; la británica que fue detectada por el estudio de “varios casos que han llegado al Apure, desde Colombia”, subrayó.

Asimismo, alertó que por la frontera del estado Zulia fue detectada la variante andina, originaria de Chile, Perú y Ecuador, razón por la cual se estableció un cerco epidemiológico en la zona fronteriza.

La variante andina del SARS-CoV-2 es poco conocida y ya se encuentra circulando en el estado Trujillo, comunicó el Presidente.