El Departamento de Tesoro de Estados Unidos renovó el martes una licencia que permite a la petrolera estadounidense Chevron seguir operando en Venezuela, como exención de las sanciones a la petrolera estatal venezolana PDVSA.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento de Estado (OFAC) informó que se emitió una licencia general que permite a Chevron, la única compañía petrolera extranjera que continúa operando en el país, seguir sus operaciones en el país hasta el primero de diciembre del 2021.

Chevron ha tenido una licencia para poder mantenerse en Venezuela desde poco después de que el gobierno estadounidense impusiera sanciones a PDVSA en el 2019. Bajo el gobierno del ex presidente Donald Trump, EE.UU. prohibió las importaciones de petróleo venezolano, el principal ingreso de divisas al país, como parte de la estrategia para presionar la salida del poder del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

En el 2020, el gobierno Trump modificó la licencia, limitando aún más las operaciones de Chevron en el país suramericano, prohibiéndole perforar, procesar o transportar petróleo o productos derivados, al igual que contratar personal adicional o pagar dividendos a PDVSA, con la que tiene dos proyectos conjuntos. La licencia emitida el martes mantiene estas restricciones.

El Departamento del Tesoro también renovó licencias por seis meses a las empresas de servicios Halliburton Co, Schlumberger, Baker Hughes y Weatherford International. Las cuatro empresas de servicios de campos petroleros han cesado en gran medida sus operaciones en el país miembro de la OPEP.

Chevron dijo que “continuará acatando las leyes y regulaciones en relación con las actividades que están autorizados para realizar en Venezuela”, según escribió en un comunicado Ray Fohr, portavoz de la petrolera.