Fue un mártir de la iglesia católica que vivió durante el Imperio Romano y tuvo un trágico final. Es considerado el “patrono de los enamorados”. Aquí su historia.

Aunque el Día de los Enamorados se celebra en todo el mundo en honor a San Valentín, poco se sabe de la figura de este santo y mártir de la Iglesia católica​. 

El martirologio católico -especie de catálogo de santos y mártires- incluye dos figuras con el nombre Valentín. «Es posible que se trate del mismo santo que fuera llevado desde su ciudad a Roma​ para el martirio. Esto se sospecha porque, además de tener el mismo nombre, ambos fueron decapitados en la Vía Flaminia y tienen su fiesta el 14 de febrero», señalan desde la agencia de noticias católica ACI Prensa.

Valentín, sacerdote romano que hacía milagros

Según registros católicos, un sacerdote romano llamado Valentín vivió durante el reinado del emperador Claudio Gótico (268-270). Como Valentín era famoso por su santidad, el emperador lo convocó e intentó convertirlo a su religión politeísta sin éxito. Incluso le encargó la tarea a uno de sus hombres de confianza, llamado Asterius.

Pero Asterius no sólo no logró hacer claudicar a Valentín en su fe sino que se convirtió él mismo al cristianismo, después de ver cómo su hija, ciega desde pequeña, recuperaba milagrosamente la vista por intercesión del sacerdote. 

Enterado de la historia, Claudio II mandó a decapitar a Valentín un 14 de febrero en la Vía Flaminia romana, cerca del lugar donde después fue enterrado.

El obispo de Terni que curaba a los enfermos

La otra versión sobre San Valentín se ubica en el siglo IV y lo presenta como obispo de la ciudad italiana de Terni. De acuerdo con el relato que presenta Vatican News, durante esa época, Crato, un profesor de griego y latín muy acaudalado, ofreció la mitad de su fortuna al obispo para que sane a su hijo de una deformidad física. Rechazando el dinero, el obispo rezó por el muchacho, que de esta forma se curó, y logró que toda la familia de Crato se convierta al cristianismo. Nuevamente, el milagro habría desencadenado el martirio de Valentín, que fue ejecutado en la Vía Flaminia.

Por qué es el patrono de los enamorados

Según Vatican News, la tradición de San Valentín como santo patrono de los enamorados tiene su origen en un antiguo texto inglés cuyo autor, llamado Geoffrey Chaucer, sostiene que a mitad de febrero los pájaros comienzan a reproducirse, y en el hemisferio norte la fecha coincide con el comienzo de la primavera.

Otras versiones recogen otras historias conservadas por la tradición oral. Una de ellas es que el emperador Claudio II había prohibido la celebración de matrimonios para que los hombres estuvieran disponibles para la guerra. Desafiando este decreto, se dice que San Valentín era un sacerdote que casaba a las parejas en secreto

En el año 496, el Papa Gelasio determinó que cada 14 de febrero se celebrara a San Valentín​ en el aniversario de su martirio.