El estrés altera seriamente las hormonas de la mujer

El estrés es una emoción que muchos seres humanos han podido experimentar en algún momento, causando presión y  daños en la salud.

Los especialistas suelen difundir e informar sobre las consecuencias genéricas de dicha conmoción, pero muy poco se toma en cuenta sobre cómo se  manifiestan en determinados cambios hormonales que pueden llegar a desmejorar la calidad de vida de la mujer.

Las hormonas son una serie de sustancias que se producen en órganos distribuidos por el cuerpo, que se llaman glándulas y tienen como función, regular las características propias de cada  parte del organismo. En la mujer, las hormonas sexuales dan las características propias femeninas  desde la forma de cuerpo, hasta cambios de ánimos.

El estrés es una de las causas que más produce cambios a nivel  hormonal principalmente en el ciclo menstrual, e incluso en sus dos fases: ovulación y menstruación, que van desde los primeros catorce días de ovulación.

“Para que eso ocurra se libera una hormona llamada gonadotropina o GNH, que va esparciéndose poco a poco llegando al hipófisis y estimulando la hormona folículo estimulante”, explicó la doctora María Fernanda Tamayo, ginecólogo obstetra y endocrino-ginecológico, mientras agregó que, cuando hay mucho estrés, bien sea por el hogar o familiar, ámbito laboral o situación país, esa hormona no se libera de manera pausada sino rápidamente y por ende no ocurre el ciclo menstrual.

“Cuando se está estresado puede que no aparezca la menstruación o puede que se vea muy seguido, ya que el ciclo menstrual se altera por muchos factores”, explicó la doctora Tamayo.

Depende del estrés se pueden producir los ciclos menstruales mayores a 35 días, además el aumento de peso, y diferentes alteraciones a nivel de acné, cutis graso, caída de cabello, debilidad emocional, disminución del deseo sexual, también obedeciendo a la hormona que se altere.

“La parte hormonal es como un ciclo vicioso; puede que se altere una vez sí y otra no”, resaltó la ginecólogo.

Sin embargo, toda complicación de salud se puede tratar y mejorar, es por eso que las recomendaciones evidentes son acudir al médico, tras evidenciar un estrés profundo e incontrolable, manejar una alimentación natural y saludable, evitar vicios, comer abundantes vegetales, disminuir la ansiedad y asistir a evaluaciones psicológicas, entre otras cosas.

“Hay muchísimas mujeres venezolanas que están teniendo alteraciones del ciclo menstrual. Y en muchas ocasiones es por la depresión y el estrés”, resaltó Tamayo, mientras puntualizó que también todos estos cambios pueden ocurrir en las pacientes menopáusicas por el cese de la función ovárica que producen infinidades de cambios en las hormonas, e inclusive en los estrógenos, ya que, estas hormonas cumplen un efecto de alegría a nivel del sistema nervioso central, estimulando el gozo.

“Las hormonas van cambiando su producción y su liberación según las edades, siguiendo prácticamente un orden a medida que vaya surgiendo el ciclo de vida de una mujer”, concluyó la doctora Tamayo.