La Migraña puede estar relacionada con la Menstruación

Estos episodios se relacionan con la caída de los estrógenos, necesarios para que aparezca el período

Una migraña es un dolor de cabeza intermitente e intenso, que tiende a reaparecer y que habitualmente afecta a un lado de la cabeza. Empieza repentinamente y puede estar precedido o acompañado de síntomas visuales, neurológicos o gastrointestinales.

De acuerdo con el doctor Francisco Pérez, gerente médico de Calox International de Venezuela, esta condición constituye un conjunto de síntomas entre los que se encuentran vómitos, náuseas, sensibilidad a la luz y al ruido. Las migrañas son trastornos que tienen base hereditaria.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la migraña suele aparecer en la pubertad y afecta principalmente al grupo entre los 35 y los 45 años de edad, es dos veces más frecuente entre las mujeres que entre los hombres.

Aunque los estudios de la OMS muestran que el dolor de cabeza migrañoso, cuando se presenta en edad infantil, es igualmente común en ambos varones y hembras, tiende a aumentar significativamente en mujeres, después de la pubertad.

Debido a ello, los investigadores se inclinan a pensar que ciertos cambios hormonales, que se presentan durante la pubertad en las niñas y se mantienen durante la edad adulta, pueden ser factores desencadenantes o determinar la frecuencia de los ataques de migraña en la mujer.

Adicionalmente, indican las cifras de la Organización Mundial de la Salud, la incidencia de migraña aumenta tras la aparición de la primera menstruación y a menudo los síntomas mejoran durante el embarazo, aunque en un 60 a 70% de los casos las mujeres relacionan sus episodios de migraña con la llegada del ciclo menstrual.

Durante el ciclo femenino

El doctor Pérez afirmó que la migraña menstrual, es la que aparece durante el inicio o fin del período. Suele comenzar a ocurrir en la menarquía (primera menstruación) y tiende a desaparecer con la menopausia (cese permanente de la menstruación).

Estos episodios se relacionan con la caída de los estrógenos necesarios para que aparezca el período. Estas hormonas son capaces de modular el sistema de dolor actuando sobre diferentes receptores localizados en las neuronas que forman parte de la red de dolor. Facilitan la excitabilidad del sistema y disminuyen los mecanismos de inhibición.

Las manifestaciones de dolor pueden ser de dos tipos: la migraña menstrual pura, que ocurre desde dos días antes del sangrado hasta dos días después, pudiendo variar su duración, y donde no se dan más episodios a lo largo del resto del ciclo.  Y la migraña relacionada, que se presenta de la misma manera que la menstrual pura, pero además aparecen otros episodios de dolor a lo largo del ciclo.

Estas migrañas tienen características similares a las no menstruales y responden a los mismos tratamientos sintomáticos. En estos casos, la paciente puede utilizar fármacos específicos para el tratamiento inmediato del dolor de cabeza.

El doctor Pérez explicó que, actualmente, existen medicamentos de triple combinación que emplean acetaminofén, dihidroergotamina y cafeína. Esta medicación puede calmar la crisis de migraña, respetándose los intervalos de dosificación y siempre desde el inicio del malestar.

Finalmente, el gerente médico de Calox International de Venezuela, insistió en la importancia de visitar al médico si el dolor de cabeza no cesa con la toma de analgésicos de venta libre.