Venezuela quedó a la orilla de conquistar el Mundo

Foto: Cortesía

Con dignidad y pundonor, Rafael Dudamel y sus muchachos, que fueron de menos a más y nunca bajaron los brazos, hicieron historia.

Todo tiene su final, nada dura para siempre, como el invicto de la Vinotinto en la Copa del Mundo Sub 20. El sueño de alzar el campeonato juvenil no se pudo concretar para Venezuela, que este domingo cayó por la mínima frente a Inglaterra en el estadio Mundialista de Suwon, Corea del Sur.

Si bien los rostros cabizbajos y las lágrimas de tristeza se hicieron sentir en el terreno de juego, Rafael Dudamel y sus muchachos podrán presumir de un subcampeonato en su primera final disputada de un Mundial de fútbol de cualquier categoría.

Desde el primer minuto del compromiso, se percibía la tensión típica de una instancia decisiva. La selección europea, que se hizo dueña del esférico, se atrevió con algunas llegadas que inquietaron el fondo criollo.

Cuando a la Vinotinto le costaba recuperar la pelota y generar volumen ofensivo, Ronaldo Lucena sorprendió con un cobro de falta que impactó en el poste. En un despiste defensivo, Dominic Calvert-Lewin aprovechó su estatura para ganar un rebote dentro del área e inaugurar la pizarra a los 35 minutos, tras un tapadón de Wuilker Faríñez.

Inglaterra era superior. El argumento más claro que tenía Venezuela era la pelota quieta; de hecho, Adalberto Peñaranda estuvo cerca de facturar el empate por esa vía.

Rafael Dudamel no se quedó de brazos cruzados y sacó a Ronaldo Chacón al inicio de la segunda mitad por Yeferson Soteldo, quien le cambió la cara a Venezuela con pases filtrados y regates categóricos.

Las pulsaciones y el ritmo se aceleraron. Sergio Córdova,e un un mano a mano y Yangel Herrera, de cabeza, tuvieron la oportunidad de vacunar, aunque Inglaterra estrelló un balón en el larguero.

El cansancio físico y mental para la Vinotinto se hizo evidente, producto de las prórrogas disputadas en fases previas. Peñaranda, desde el punto penal, pudo descontar, pero falló el cobro.

Por el transcurso del encuentro, la plantilla criolla merecía empatar, pues los “Tres Leones” terminaron contra las cuerdas. Sin embargo, las ocasiones generadas no fueron concretadas.

“Se siente mucha tristeza, soñaba con verlos campeones. Hoy no le hemos podido dar esa alegría a nuestro país, pero estoy seguro de que en nuestros corazones y en nuestras mentes serán los campeones vinotinto para el resto de nuestra vida”, expresó Dudamel en zona mixta tras finalizar el cotejo.

Con la frente en alto, el combinado nacional se quedó a las puertas de bañarse de gloria en el certamen juvenil. Eso sí, el futuro que tiene se ve prometedor para los próximos retos, como disputar las Eliminatorias correspondientes al Mundial de Qatar 2022.