José Barreras: El pueblo de Palavecino repudia la violencia en todos los sentidos

“La violencia es una legítima defensa en unos casos pero en otros, cuando afecta al vecino y no le hace daño al gobierno, es otra cosa”.

Así lo afirmó el alcalde de Palavecino, José Barreras al objetar el comportamiento de los que llamó grupos minoritarios que distorsionan las protestas pacíficas convocadas por la Mesa de la Unidad Democrática.

Agregó que cuando en una protesta se afecta a los vecinos, estos desisten de participar en la próxima manifestación pacífica.

Dijo que la lucha que se libra en la calle va por buen camino, “pero tenemos que aislar a los radicalismos y meterle la lucha de conciencia”.

Enfatizó en su condena a la violencia desatada por el Gobierno nacional a través de grupos represivos, así como a la que desarrollan los grupos radicales.

Además, afirmó que el radicalismo es una trampa del gobierno y pidió no prestarle oídos a quienes juegan con las vidas de los vecinos.

Aclaró que no hubo daños materiales en el ambulatorio de Cabudare con la incursión de algunos guardias nacionales, pero sí en algunas urbanizaciones como Royal Park, La Hacienda, tres etapas de Valle Hondo, Villa Roca, Tarabana Plaza y otros, donde quedaron garitas y vehículos dañados, así como personas heridas.

Reiteró su llamado a aislar a quienes, desde las protestas pacíficas convocadas por la MUD, están interesados en generar desorden.

“No nos dejemos ganar por los predicadores de la violencia y de la tragedia, por grupos minoritarios que están jugando a sus propios intereses”, afirmó.

Hizo un llamado a los habitantes de Palavecino “a ver bien lo que son convocatorias de la MUD y no de grupos minoritarios que están jugando a la muerte para mantener viva una fogata que a la larga no nos va a llevar a ningún lado”.

Advirtió al gobierno que van a seguir en la calle con una agenda contundente, constitucional y pacífica.