Libertad de expresión y libertad de guerra

Foto: Referencial

Dicen que se ataca la libertad de expresión por la cautelar contra CNN pero silenciaron descaradamente la rueda de prensa de la canciller.

Un verdadero venezolano, que desee defender sus intereses personales, los intereses del país (no los del Gobierno, los del país), no puede aceptar la barbaridad que ha hecho la cadena CNN en contra de Venezuela.

No acepto los chantajes, que pretenden esgrimir las banderas de la libertad de expresión, para intentar justificar semejante ataque intencional en contra de nuestra patria, porque lo que está en juego es demasiado.

ANTES DE LAS BOMBAS, LLEGAN LAS MENTIRAS

No podemos olvidar que, antes de invadir y destruir países, Estados Unidos requiere lavarse la cara ante la opinión pública, para intentar ofrecer argumentos morales que justifiquen las salvajadas que hace luego. Todavía estamos esperando las armas de destrucción masiva que supuestamente existían en el Irak de Huseim, por ejemplo, cuya excusa ha dejado más de un millón de muertos en ese país. De igual modo, esperamos conocer cuáles son las supuestas armas químicas del Presidente Bashar en Siria, que están justificando el asesinato de niños todos los días y el destrozo de ese hermoso país. Lo mismo sucedió con Afganistán o con la Libia de Gadafi, países destruidos, primero por la opinión pública y luego por las fuerzas imperialistas.

CNN, entre otros grandes conglomerados mediáticos, han contribuido, con sus mentiras, para justificar tanta mortandad perpetrada desde el más poderoso imperio que jamás haya conocido la humanidad.

CNN ENTREVISTA DELINCUENTES Y LOS PRESENTA COMO PRUEBA

En el caso de Venezuela, la propaganda de guerra de CNN contra nuestro país ha sido permanente. Sin embargo, el falso reportaje que hablaba de la supuesta entrega de pasaportes venezolanos, desde la Embajada de Venezuela en Irak, a presuntos terroristas de origen árabe, constituye un peligro gravísimo para la seguridad de todos los venezolanos.

La mentira de CNN, en este caso, ha sido inmediatamente desmontada por la Cancillería venezolana, ya que en rueda de prensa, la propia Ministra de Relaciones Exteriores presentó las evidencias que comprueban que el “testigo estrella” entrevistado por CNN, cuyo testimonio es la única “prueba” de tan graves acusaciones contra nuestro país, no es más que un delincuente, que intentó usurpar la identidad del verdadero Embajador de Venezuela en Bagdad, a fin de robarse el dinero de la embajada.

Este impresentable (solo la manipulación mediática de CNN, movida por intereses inconfesables, se atrevió a darle tribuna a semejante criminal), falsificó un pasaporte  (él sí lo hizo, no nuestra embajada), el cual usó ante el banco para intentar retirar los fondos de nuestra representación diplomática. El banco en Bagdad lo detectó y tienen hasta la fotografía de este caballero en taquilla tratando de retirar el dinero, pruebas que fueron presentadas públicamente por la Canciller.

Por otra parte, el mismo individuo lleva un tiempo tratando de tramitar su visa para quedarse como residente en España y en Israel, para lo cual hacerse pasar por un honorable ciudadano que acusa al “gobierno terrorista” de Venezuela, le otorga el carácter de perseguido político.

LA GENTE DE CNN NO CAYERON POR INOCENTES ¡NO!

Pero que nadie piense que tomaron a CNN en su buena fe. ¡No por favor! A estas alturas, semejante ingenuidad es suicida. Este es un plan claramente diseñado y montado, con la finalidad de justificar medidas en contra de Venezuela, como por ejemplo, esa de declarar nuestro país como una “amenaza inusual y extraordinaria” para los intereses de los Estados Unidos.

Tampoco olvidemos que este individuo, de apellido López, está vinculado sentimentalmente a la abogada de la familia López Tintori, y que tampoco es casual que, justamente, la señora Tintori, a escasas horas de salir este reportaje, fuera recibida por el nuevo presidente de los Estados Unidos en la oficina oval. Tampoco es casualidad que esta cita se la haya concertado uno de los congresistas que con más falsedades ha atacado a Venezuela, desde la época de Chávez (ni tampoco olvidemos que las principales trasnacionales petroleras son las financistas de la campaña de este congresista) y que las mentiras de ese supuesto reportaje fueron la excusa para que se solicitara una investigación, en contra de Venezuela, dentro del Congreso de los Estados Unidos.

Y LOS PERIODISTAS VENEZOLANOS

Y uno se pregunta, más allá de lo que hagan los señores que viven y trabajan en Atlanta, cómo es posible que los periodistas venezolanos justifiquen semejante barbaridad en contra de la ética y las más mínimas y elementales normas del ejercicio periodístico. Cómo puede ser que digan que se ataca a la libertad de expresión cuando se toma una medida cautelar en contra de CNN, pero silenciaron descaradamente la rueda de prensa de la Canciller, desmontando todas las mentiras de ese consorcio comunicacional.

Si la Unión Europea tomara la decisión de solicitar visa a los nacionales venezolanos, porque supuestamente nuestros pasaportes son otorgados a terroristas, o si se decide invadir nuestro país, como ya lo han hecho con varias naciones en el mundo, por acusaciones tan desquiciadas como esa, ¿A quién perjudicaría eso? ¿Sólo al Presidente o a los funcionarios de Gobierno? ¿Sólo a los Chavistas?

No se puede ser tan ciego. Pensar que los ataques contra nuestro país afectaran solo a unos pocos. Es una gran inconsciencia y una gran estupidez.

Por: Mary Pili Hernández / @marypilih

mphopinion@yahoo.com