Alianza de IBM y Visa permitirá pagos desde electrodomésticos

IBM y Visa Inc. anunciaron hoy una alianza que permitirá que, en el futuro, cualquier dispositivo o electrodoméstico conectado a la plataforma de Watson Internet de las Cosas, se convierta en un punto para comprar con Visa.

Por ejemplo, un corredor que use dispositivos para monitorear ejercicio físico con un chip, podría ser alertado cuando sea el momento de reemplazar sus zapatillas, recibir sugerencias sobre el modelo más reciente de su tienda favorita y tener la opción de comprarlo en ese instante. También se podrían ofrecer recomendaciones adicionales, incluyendo el tipo de bebida energética basada en la cantidad de ejercicio que realiza o la ropa que debe usar, teniendo en cuenta las previsiones meteorológicas locales. El dispositivo simplemente solicitará la aprobación para ordenar los productos deseados.

IBM y Visa comparten la visión de un mundo basado en el comercio IoT -siglas en inglés para Internet de las Cosas-, donde cualquier dispositivo, desde un reloj hasta un anillo, un electrodoméstico o un automóvil, puede ser utilizado por el consumidor para realizar una compra.

Como resultado, IBM y Visa están permitiendo que el comercio tenga lugar en prácticamente cualquier tipo de dispositivo conectado – en cualquier momento y lugar.

“El Internet de las Cosas está cambiando el mundo que nos rodea, ya sea permitiendo a las empresas alcanzar niveles antes inimaginables de eficiencia o permitiendo que una lavadora sea la que nos asegure que nunca nos quedemos sin detergente. Estos servicios de medios alternativos de pago a nivel de aplicaciones serán parte de nuestro día a día en 5 a 10 años en varios países de América Latina”, dijo Ana Lucía Batagin, ejecutiva de Watson IoT de IBM para América Latina.

Los expertos estiman que habrá 380 millones de autos conectados para el año 2021. A medida que el ecosistema del automóvil se conecte a la plataforma Watson IoT, el conductor será alertado cuando una garantía o certificación esté a punto de expirar o cuando una pieza específica del automóvil deba ser reemplazada. Con esta información, el conductor puede pedir piezas con sólo pulsar un botón o programar una cita de servicio. Dando un paso más, el conductor podría incluso pagar por el combustible del vehículo a través de una interacción directa entre el automóvil y la estación de gasolina.